Blog

¡No te pierdas lo último!
Limpieza Mental (2)

Limpieza Mental (2)

28.12.2016.

 

.


.

¿Quieres escuchar a la vez este artículo? ¡Pues dale al play! 🙂

.


.

Continua con la limpieza de tu habitación mentalEste artículo es la continuación de este otro post. En él te cuento la primera parte del ejercicio que te recomiendo hacer a final de año. Y siempre que necesites tener orden mental y emocional. O que desees dejar atrás situaciones, emociones y relaciones que no te estén sumando.

Si has hecho bien la primera parte del ejercicio, habrás logrado mayor claridad sobre el estado general de tu “habitación” (tu mente y tu corazón).

A lo mejor has descubierto que tienes exceso de “cosas”(personas, asuntos, emociones, situaciones,…). O que no les estás dando el lugar que se merecen dentro de tu mente.

 

Pues bien, el segundo paso para salir del desorden mental, es cuestionarte TODO.

 

  • ¿Cuantas horas he invertido en preocuparme/pensar/tratar de solucionar o controlar este asunto?
  • ¿Del 1 al 10: en qué medida lo he conseguido?
  • ¿Qué nivel de importancia tiene en mi vida diaria (del 1 al 10)?
  • ¿En qué me influye o repercute?
  • ¿Y si yo no hiciera nada? ¿Si lo dejara tal como está (sin mi influencia)? ¿Qué consecuencias tendría?
  • ¿Qué satisfacción o qué frutos consigo dedicándole un lugar tan importante en mi habitación?

 

Y las mismas preguntas te las puedes hacer con respecto a las personas:

  • ¿Es justo que Fulanito ocupe este lugar tan relevante?
  • ¿Qué me ha aportado a lo largo de mi vida él/ella?
  • ¿Y qué le he aportado yo? ¿Está ahora mismo nuestra relación en equilibrio?
  • ¿Cómo me hace sentir?
  • ¿Estamos en una relación de simbiosis, en la que ambos ganamos? ¿O es más de tipo parasitario?
  • ¿Estoy valorando a Fulanito adecuadamente?
  • ¿Qué otro lugar podría darle en mi “habitación”?
  • ¿Qué sucedería si lo hiciera? ¿Cómo creo que cambiaría nuestra relación?

 

Este PROCESO de limpieza mental es muy profundo y duradero.

 

Deshazte del desorden en tu habitacion mentalSon preguntas cuyas respuestas pueden tardar en llegar. Incluso a veces pueden doler…

Pero es inmensamente satisfactorio, liberador y necesario.

Igual que cuando haces limpieza en casa, no se hace en diez minutos (si se hace bien). Hay que supervisarlo y revisarlo de vez en cuando. De hecho, te recomiendo que hagas este proceso al menos un par de veces al año. Por ejemplo, en Junio y Diciembre.
¡¡Pero cuidado, eh! Que puede que llegue un momento en el que se te vaya “la pinza”. Te pongas a “barrer” como loco, sin pensar objetivamente. Llevado por la euforia de verlo todo “limpio y despejado” (eliminando relaciones o situaciones de forma descontrolada)

O al revés.

Puede que te dé tanta pena (miedo) desprenderte de situaciones y personas, que termines dejando casi todo tal y como estaba

 

Por ello, es importante que en esa “limpieza mental” cuentes con la ayuda de un buen profesional.

 

Ordena tu habitacion mentalAlguien que te guíe y te acompañe durante el proceso. Que te ayude a no mirar para otro lado cuando tengas ganas de hacerlo (cosa muy tentadora, cuando descubrimos temas que nos desagradan). Necesitas a alguien que te haga ser objetivo en esta tarea de reestructurar tu vida. Tarea en la que es difícil no verlo todo desde tu propio prisma.

Y después su ayuda será más necesaria y valiosa todavía. Cuando empieces a ponerte en marcha. Y a hacer efectivo todo aquello de lo que te has dado cuenta. Será quien te guíe para que seas asertivo e implementes esos cambios de forma sutil y elegante, sin causar más daños de los necesarios.

Con todo ello, te darás cuenta de muchas cosas liberadoras. Poco a poco irás viendo tu “casa” más ordenada, sana y limpia. Y una vez hayas “re-decorado” tu vida, podrás empezar con energías renovadas. Con la mente clara y repleta de fuerza.

El comienzo fresco que tanto necesitabas

¡¡Feliz año nuevo!!

 


PD1: Seguramente habrás notado que el orden físico ayuda mucho con el orden mental y emocional. Si tienes tu casa hecha un desastre y nunca encuentras nada, no sólo pierdes tiempo y energía. Seguramente tu cabeza esté igual. Por eso, te recomiendo que trates de mantener un cierto orden y limpieza en tu casa, en la oficina, etc. ¡Póntelo fácil!

 


PD2: Si no tienes ahora “la cabeza bien amueblada”. Si crees que debes poner orden y dejar ir ciertas “cosas”. Pero te duele demasiado y no sabes cómo hacerlo… Confía en mí para ayudarte 🙂

Author:

Scroll Up