Begoña

 [Begoña fue clienta de Coaching, presencialmente en Madrid]

Antes de realizar el proceso no me encontraba bien. Estaba en un momento de mucha ansiedad y casi en depresión, que derivó en síntomas físicos. Eso me hizo darme cuenta de que ya había llegado a un punto en el que necesitaba ayuda y que ya no podía salir sola de esto. Mi propio cuerpo me impulsó a empezar.
Durante las sesiones me sentí muy bien, tranquila y comprendida. Cosa con la que no siempre te encuentras cuando estás en un momento como el que yo estaba pasando.
Empecé a notar cambios significativos en mi vida al cabo de un par de meses, más o menos. Durante todo el proceso me sentí muy acompañada y apoyada por Ainoa, lo que hizo más fácil la gestión de esos cambios. Al finalizar el Proceso de Coaching me sentí muy bien, más tranquila, confiada y contenta.
Ainoa empatiza mucho, te deja expresarte libremente, sin juzgar. Intenta sacar lo que llevas dentro, pero sin presionar, dándote tu espacio y respetándote.
Recomiendo totalmente hacer un proceso de Coaching con ella. Aunque en todo caso, creo que para acudir a un coach tienes que estar dispuesto. Creo que si eres reacio a que te ayuden, es difícil percibir lo positivo.
A quien esté pensando en empezar su proceso de desarrollo personal con Ai hop le aconsejaría que no se lo piense más y se anime a probar hoy mismo, seguro que le vendrá muy bien.
¡Muchas gracias por toda tu ayuda, Ainoa!