Blanca, 26 años. Profesora.

[Blanca fue clienta de Coaching, presencialmente en Madrid]

Antes de empezar el proceso de Coaching me sentía bastente perdida y deprimida. Quería dar un cambio a mi vida.
Por suerte, con Ainoa me sentí muy cómoda, totalmente acompañada y comprendida. Así que a los pocos mes empecé a notar grandes cambios en mi vida.
Cuando terminé el proceso estaba muy contenta y satisfecha, me sentía más fuerte y confiada. Me ayudó a conocerme mejor, a valorarme más, a entenderme a mí y mi entorno, a ser más objetiva con las situaciones de mi vida, a tratar conflictos, etc.
Cada dinámica que veíamos en sesión me ayudó a su manera. Algunas las vi más útiles que otras porque se adaptaban mejor a mis desafíos u objetivos.
Ainoa es muy profesional, cercana y comprensiva. Si quieres conocerte mejor, alcanzar alguna meta personal, o tener una orientación sobre tus problemas, ella te guiará para que lo logres. Así que no te lo pienses dos veces. Ahora es el mejor momento para cambiar tu vida.

¿A qué me ayudó?

Con Ainoa descubrí muchos comportamientos que yo tenía, sin ser consciente. Gracias a ella empecé a conocerme, a tratarme mejor a mí misma, a entenderme más y, por ende, a entender mejor a los demás. Comprendí que mis derechos no están por encima de los del otro, pero tampoco por debajo.
Aprendí que una crítica negativa, si no va a solucionar nada, es innecesaria. Que debemos valorar nuestros logros y a las personas que nos quieren.
También mejoré mi manera de comunicar, comprendiendo mi modo de enfadarme y el modo en el que he de expresarme ante un conflicto.
Y aún sigo aprendiendo día a día, pero ahora con un enfoque mucho más positivo.