Desarrollo personal

Organización y productividad

escritorio-pc-orden

Bienvenido Septiembre

¡Septiembre es uno de los mejores meses del año! (para mi gusto, claro)

Siempre he pensado que se parece mucho a la época de principios de Enero. Cuando se acaban las vacaciones de Navidad y nos hemos llenado la cabeza y la agenda con un montón de planes y propósitos para hacer, en la nueva etapa que se abre ante nosotros.

Septiembre es un mes para organizarse y planificarse a futuro. Pero también es una buena oportunidad para revisar aquellas ideas y planes que teníamos hace unos meses y que quizás hemos ido abandonando poco a poco…

Lo bueno es que ahora, tras las vacaciones de verano, volvemos a retomarlos estando fuertes, descansados y bien motivados. Relajarse y reponer energías es algo muy importante para mantenernos enfocados y conectados con nuestros propósitos a largo plazo.

La “vuelta al cole”

Muchas personas, tras haber pasado las vacaciones (en familia, con su pareja, o bien solos) reconocen que es un buen momento para ponerse manos a la obra y trabajar en su crecimiento personal.

Curiosamente, a veces este periodo de relax, en el que tenemos más tiempo y aparcamos unos días el estrés, nos sirve para darnos cuenta de nuestros conflictos internos.

Y es que, por más que viajemos, por muy lejos que nos vayamos y por muy entretenidos que nos mantengamos, ¡nuestros problemas nos siguen en la maleta!

Otras veces, las vacas nos hacen desconectar totalmente, pero al volver, ¡zasca!

Bofetada de realidad.

Parecía que se habían suavizado nuestros problemas, que los teníamos bajo control… y a la vuelta, nos da la temida depresión post-vacacional.

Volvemos a la rutina, a la vida de siempre, a lo que habíamos dejado en casa bien aparcadito… Pero ahí están tus problemas recibiéndote con los brazos abiertos, ¡que ya te estaban echando de menos!

Así que muchas personas, en esta época están tristes, desmotivadas, cansadas, ¡e incluso con menos energía que antes de vacaciones!

mujer movil celular triste

 

Prepárate para darlo todo

En cualquier caso, debemos darnos un tiempo de adaptación sin desesperarnos; respetar nuestros tiempos y ponérnoslo fácil.

No sé si a ti te pasa, pero a mi en Septiembre me suele dar “el nervio del orden”.  Vuelvo a casa y es como que necesito verlo todo limpio y en su sitio. ¿Será que de pronto vemos más claramente lo que antes nos pasaba desapercibido?

Tras un tiempo sin estar ahí, entras de nuevo en casa o en la oficina, y salta a la vista todo lo que necesita un poco de atención y cuidado por tu parte.

 

Orden, productividad, paz y autoestima

Septiembre es un mes de comienzos frescos. Y para ponérnoslo fácil, debemos fomentar la armonía del espacio y de la organización del tiempo.

Orden físico: en nuestra casa, en nuestro espacio personal, en nuestra oficina, en nuestra ropa, cajones, armarios, …

Y organización de nuestro tiempo y de nuestros recursos, para ser lo más productivos posible. Así llegaremos a todo eso que nos habíamos planteado, de la forma más eficiente posible.

El orden externo nos ayuda a mantener nuestro orden interno (equilibrio mental y emocional)

Un espacio pulcro, bien recogido y agradable de mirar, hace que nos sintamos más relajados y a gusto. Amén de no malgastar nuestro preciado tiempo, rebuscando aquello que necesitamos usar, entre montañas y montañas de objetos.

¡No se trata tampoco de desarrollar un TOC! Pero sí de buscar un poco la armonía fuera de nosotros, para ponernos más fácil el encontrar la paz interna.

Además, la sensación de tener el control ayuda enormemente a sentirse más tranquilo y centrado. Si sabes lo que quieres, el tiempo del que dispones para conseguirlo, cuánto tiempo te llevará lograrlo, y dónde tienes cada cosa que necesitas para ello… ¡Sentirás una paz enorme!

Esto hará que te mantengas enfocado en lograr tus objetivos, que lo consigas en menor tiempo y con menos esfuerzo. Lo que se traduce en felicidad, en crecimiento y orgullo personal. Así que tu autoestima se verá beneficiada, y te verás con mejores ojos, así que tu auto-reputación también mejorará mucho.

¡Fíjate si es importante, y la de beneficios que te puede traer un estilo de vida más organizado!

Kon Marie, Bullet Journal y Técnica Pomodoro

Hace años descubrí tres sistemas geniales para lograr todo esto de lo que te vengo hablando. ¡Y me tienen loca de contenta! 

Y es que he de confesar que a veces peco de ser un poco más desordenada de lo que me gustaría jeje… Y lo mismo me pasa con la gestión del tiempo. Planeo mis objetivos, planifico, calendarizo… y luego me cuesta un montón ceñirme a mis propios planes….

Dicen que las personas creativas solemos tener problemas con estas dos áreas (orden del espacio y gestión del tiempo), lo cual me tranquiliza un poco… ¡Pero no hay excusa que valga!

Ya hemos visto lo importante que es tener integrados estos buenos hábitos (que en el fondo, no son otra cosa). Así que, después de ver todos los beneficios que nos traerán el orden y la productividad, ¡no podemos esperar!

Yo en cuanto conocí estas técnicas me puse manos a la obra. Y te puedo asegurar que, en mi caso (y en mi casa), las cosas están cambiando ¡y mucho!

cuaderno-pc-escritura

 

Kon Marie

El primero de los sistemas de los que te quiero hablar es el método japonés ideado por Marie Kondo, y basado en sus libros ”la magia del orden”y “la felicidad después del orden”.

Marie es una mujer que tenía serios problemas en este aspecto, hasta el punto que su propia familia y amigos le llamaron la atención. Acumulaba cosas, no tiraba nada, y lo tenía todo por en medio. Las casas en Japón suelen ser bastante pequeñas, así que imagínate el agobio…

De pronto, decidió dar un giro a su vida y a su espacio, e ideó este sistema revolucionario que ya cuenta con millones de adeptos en el mundo entero, convirtiendo sus libros en dos best sellers.

Y es que su sistema no se basa únicamente en cómo doblar la ropa y dónde colocarla. Ni en cómo adquirir el hábito de mantener ese orden para siempre. Es más bien una filosofía de vida. Se trata de hacer una revisión integral de tus posesiones, que tomes consciencia de todo lo que tienes, y de lo esclavo que te hace sentir realmente el tener tantas cosas innecesarias (y que en muchos casos, ni recordabas que tuvieras).

Se basa en el minimalismo y en el consumo responsable. Quedarte sólo con las cosas que de verdad te hacen feliz. Y empezar a comprar de forma consciente, bajo esta misma premisa:

Que realmente lo necesites para vivir

Y que te llene de satisfacción y felicidad tenerlo.

Llegados a este punto loco que estamos alcanzando en nuestra sociedad de consumo, me parece imprescindible parar un momento, bajarnos de esta rueda de necesidades insatisfechas (y creadas por las industrias), y tomar una mayor responsabilidad. ¡Por nuestra salud mental y por el Planeta!

El 90% de las necesidades que sentimos, no lo son realmente. 

Confundimos deseo con necesidad

Sin éstas no podríamos vivir, mientras que los deseos son complementarios. Unas hablan de supervivencia, los otros de felicidad (en teoría). Así que, en verdad, necesidades sólo tenemos las básicas: alimentarnos, mantenernos hidratados y sobrevivir (tener cobijo y seguridad física).

Todas las demás cosas, son añadidos que hemos ido echando al carro, casi sin darnos cuenta. Y es que somos igual de felices con 5 pantalones que con 20. De hecho, cada vez más estudios demuestran que cuantas menos pertenencias, más libres y satisfechos nos sentimos. Y no es tanto por el hecho material en sí, sino por la sensación de auto-control y responsabilidad personal. Porque si te haces cargo de tu bienestar emocional, dejarás de intentar llenar tu vacío interno comprando cosas innecesarias. Cosas que sólo te satisfacen temporalmente, pero que en muchos casos acaban trayendo otros problemas extra (como endeudamiento, culpa, arrepentimiento, mala auto-imagen, sensación de falta de autocontrol,…)

desorden-mental

Y esto mismo es contra lo que lucha Marie Kondo. Su objetivo es hacernos más conscientes, despiertos, responsables y más libres. Quiere que la energía circule libremente por nuestros espacios y por nuestra vida. Que nos sintamos más seguros, con mayor éxito y repletos de energía para crear lo que deseemos. ¡Toda una revolución!

Y como tal, es un sistema bastante hardcore. Para seguirlo al pie de la letra, debes dedicarle un tiempo (en la fase inicial). O bien puedes adoptarlo poco a poco si lo deseas (es lo que estoy haciendo yo, ordenando los armarios en mis ratos libres)

El método te lleva paso a paso, guiándote de forma rigurosa, para que pongas literalmente patas arriba tu espacio y lo transformes mediante su proceso. Logrará que amortices el espacio (no sólo porque te quedarás con menos cosas, sino porque te enseñará a doblarlas y almacenarlas de la forma más eficiente que puedas imaginar).

Y con todo lo que decidas deshacerte, podrás donarlo si está en buen estado, regalarlo o reciclarlo. De modo que, como ves, es un sistema de lo más ecológico y solidario ¡¡Sólo podría gustarme más, si viniera con una varita mágica que hiciera el esfuerzo por ti, jeje!!

En resumidas cuentas, “menos es más”. ¡Y si encima está bien seleccionado y ordenado, ya es la repera!

En este vídeo explican mejor en qué consiste este sistema. Las personas que lo aplican integralmente desde hace tiempo, aseguran que les ha cambiado la vida

Bullet Journal

Pasemos ahora al tema de la gestión eficiente del tiempo.

El Bullet Journal es un sistema de organización, ideado por el neoyorquino Ryder Carroll. Consiste básicamente en crearte tu propia agenda, de forma totalmente personalizada, para que puedas ir adaptándola según tus necesidades personales y el momento en el que te encuentres.

Es una técnica muy versátil, te apasionará si eres de los que disfruta escribiendo a mano, haciendo listas y llevando un control sobre tus tareas.

Además, puedes divertirte haciendo tu bullet journal y sacar toda tu creatividad en el proceso (alucina con la cantidad de tableros en pinterest  y de publicaciones en instagram que hay al respecto, puedes encontrar inspiración a raudales). Para empezar sólo necesitarás un cuaderno y un boli. Pero ya ves que lo puedes decorar totalmente a tu gusto usando rotuladores, acuarelas, washi tape, pegatinas,….

Una de las cosas que más me gustan de este método (a parte de todo lo que ya he comentado) es que te permite ver la cantidad de cosas que haces sin darte apenas cuenta al cabo de la semana. Y es que muchas veces tenemos una sensación irreal de que estamos perdiendo el tiempo, cuando en verdad hacemos un montón de actividades. Si las vas apuntando todas, podrás analizar cuáles se comen más tu tiempo, qué tareas te alejan de tus objetivos, en qué momentos del día eres más productivo, etc.

También viene muy bien para mantener alta la motivación con tus metas, ya que permite llevar un rastreo de tus hábitos (habit tracker) y de tus logros (goals). Podrás tener todo el año, el mes, la semana, y cada día a la vista, para que puedas organizarte de un plumazo.

Te dejo este vídeo en el que Cristina de “Tiempo entre papeles” lo cuenta muy bien (a partir del minuto 1:50)

Si te ha gustado, te animo a que investigues por YouTube, ya que hay toda una comunidad de personas que enseñan a aplicar este versátil método y dan ideas muy valiosas para personalizarlo a tu gusto. ¡Hay tantas formas de usarlo, que es alucinante!

 

Técnica Pomodoro

 

El “tomato timer” o “técnica pomodoro” es un clásico entre las estrategias de gestión del tiempo. Consiste básicamente en hacerte con un cronómetro para controlar el tiempo que empleas en realizar tus tareas. Proponen que sea el clásico temporizador con forma de tomatito que utilizan los cocineros para que no se les pase el guiso (de ahí su nombre).

Según este sistema, debemos trabajar en franjas de 25 minutos, descansar 5 minutos, y luego volver a trabajar otros 25 minutos. Así, hasta que hayamos hecho 4 “pomodoros” (es decir, 2 horas en total, entre trabajo y descanso). Al terminar este ciclo, debemos tomarnos 15 minutos de descanso activo; es decir, estirarnos, movernos, salir a dar un paseo, descansar los ojos, alejarnos del ordenador.

Según Francesco Cirillo, con su método logramos mantener nuestra concentración a tope en todo momento, sin llegar a caer en el agotamiento o la desmotivación. Lograremos realizar nuestras tareas en menor tiempo y controlar cuánto necesitamos para hacerlas.

Supuestamente, una vez te acostumbres a este sistema, habrás integrado tu “pomodoro interno” y sabrás cuánto te cunde la jornada, sin necesidad de alarmas. Así que es una buena técnica para organizarse y dejar de procrastinar (dejar todo para el último momento).

Este sistema tiene muchos seguidores y muchos detractores. Personalmente la he intentado poner en práctica unas cuantas veces, pero se me hace un poco aparatosa, por aquello de tener que estar reajustando la alarma (hay apps móviles específicas, como Goodtime)

Si quieres saber más, Elena Sacoe te lo cuenta en su vídeo:

¡Gratis!

Para ayudarte a ser más productivo y organizado, puedes visitar la página milowcostblog, y descargarte gratis  los preciosos imprimibles que hace Carmen. Me encantan especialmente éstos, que te ayudarán con tus propósitos.

Espero que te haya gustado mucho el post de esta semana y que te ayude a lograr todos tus objetivos. ¡Mucha suerte!

Un abrazo,

Ainoa

¡No te pierdas estos artículos!

¿Me dices qué te ha parecido este artículo?

¡Dale a la estrella que merezca tu puntuación!

Calificación / 5. Total de votos:

Si te ha resultado útil este contenido...

¡Conecta conmigo en tu red social favorita!

Siento que no haya cumplido tus expectativas este contenido...

¿Me cuentas qué has echado en falta?

Deja un comentario

Ai hop Coaching te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por Ainoa Espejo Álvarez como responsable de esta web.
La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

  • Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano (proveedor de hosting de Ai hop Coaching) dentro de la UE. Ver política de privacidad de OVH.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@ aihopcoaching.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
    Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://aihopcoaching.com, así como consultar mi política de privacidad.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.