Blog

¡No te pierdas lo último!
Rocío, 32 años. Publicista

Rocío, 32 años. Publicista

10.03.2017.

 

 Antes de comenzar el proceso de Coaching estaba algo deprimida. Desesperada por buscar una salida, soluciones, muy alicaída... Me impulsó el pensamiento que si no puedo dar por mi misma con una situación, la mejor manera es buscarla fuera. Así fue como me decidí a pedir ayuda.
 
 
Durante el proceso me sentí arropada por Ainoa y muy estimulada para el cambio. Empecé pronto a notar mejoras en mi vida. El ver el lado práctico de las sesiones era muy motivador y ella siempre me ayudó a gestionar esos cambios.
 
 
Al finalizar el proceso, me sentía más tranquila y con las ideas algo más estructuradas. Con el pensamiento que no tengo una "diarrea de ideas" en la mente. Sino que ahora sé cómo empezar a ordenarlas.
 
Los beneficios que me ha aportado el Coaching han sido, sobre todo, tranquilizarme y pensar que es un proceso. Después pensar que aunque lo veamos todo negro, todo tiene solución. En la práctica están muchas respuestas, en la perseverancia. Y en la ayuda de un "ente" externo que ve cosas que uno mismo no ve o que se niega a aceptar.
 
Me ayudó a re-activarme después de un período de mucha apatía e inseguridad por la que cuanto más pensaba que debía hacer, menos hacía. Me enseñó que no hace falta querer abarcarlo todo de repente. Sino a marcarme pequeños objetivos y celebrar el haberlos conseguido.
 
Del estilo personal de Ainoa destacaría su gran implicación. Siempre hace "juegos" o actividades con las que te sientes involucrado. Y que son fáciles de aplicar a tu día a día una vez terminada la sesión.
 
Recomendaría a otras personas hacer un proceso de Coaching con Ainoa, porque es muy comprensiva. Se sabe poner en tu lugar y buscar aquellas prácticas que más se adecuen a tu situación personal. (Ya que supongo que el coaching es muy amplio y cada caso es distinto).
 
 

 

Rocío fue clienta del Proceso de Coaching

(de forma presencial, en Madrid)
 

 
Author:

Scroll Up