Desarrollo personalRelaciones

Nos falta empatía digital por falta de conocimiento

mujer-pc-online-cafe-trabajo
()

 

El otro día estuve hablando con una amiga -que también es emprendedora digital-  y me contó lo difícil que le está resultando mantener el ánimo alto.

Estaba muy triste porque se le acababan de dar de baja casi 10 suscriptores, y varios de ellos habían marcado sus emails como contenido spam.

 

Generalmente soy comedida y respetuosa al dar mi opinión.

Pero en este caso creo importante decirlo claramente.

 

Porque a veces hacemos cosas por desconocimiento.

Por falta de empatía al no saber lo que hay detrás de lo evidente.

Así que te voy a contar de forma muy resumida cómo funcionan los negocios digitales -que en el fondo no son tan diferentes de los analógicos-.

Verás.

Internet es nuestro escaparate y aquí la competencia es feroz. Cada vez somos más.

Así que tenemos que diferenciarnos, hacernos un huequito y llamar la atención de algún modo.

Necesitamos generar confianza en nuestros posibles-futuros-clientes.

Que vean nuestra forma de trabajar y todo lo que aportamos.

Por eso en la Nueva Era del Marketing lo que se lleva es regalar contenido (ebooks, artículos, vídeos, minicursos,…) como gancho.

Al descargarte ese recurso, a cambio aceptas entrar en su lista de difusión de emails.

 

pc-agenda-cuaderno-mano

 

¡Lógicamente, detrás de todo esto hay una estrategia!

No sólo aportamos contenido gratuito porque nos guste compartir y ayudar -que también-.

Sino que además tenemos el objetivo de vivir de nuestro trabajo.

Ya ves, somos un poco raritos… tenemos la manía de comer y pagar  nuestras facturas.

Y esto no es moco de pavo.

Al menos en España.

 

Aquí por ser autónomo tenemos que pagar una cuota mínima mensual de 286,15 euros.
¡Sip, casi 300 eurazos taca taca cada mes! Independientemente de lo que ingreses.
Y a parte el resto de impuestos, que también pagamos llueva o nieve.

 

 

Así que no es raro que de vez en cuando hablemos de nuestros servicios y productos.

Lo mismo pasa en YouTube y resto de redes sociales, solo que ahí buscamos fans, followers.

Por eso insistimos tanto en que “te suscribas, des like y actives la campanita para no perderte nada” 🙂

Queremos tu confianza, que compartas nuestros contenidos para llegar a más personas y nos ayudes a crecer.

A cambio te entretenemos, informamos, ayudamos, o lo que cada uno haga.

 

Pero el problema es que estamos mal acostumbrando a las personas, y auto-fagocitándonos los emprendedores. Aportamos tanto gratis, que se está devaluando.

Nos pasa a todos.

Al final, como todo está al alcance de la mano, es inmediato y encima nos sale gratis… pues no lo valoramos.

No apreciamos la cantidad de esfuerzo, tiempo, energía, emociones, esperanzas, ilusiones, miedos… que hay detrás de cada uno de esos contenidos que consumimos.

Parece que los vídeos se generan solos en youtube, que los artículos se escriben sin esfuerzo…

¡Y ojo, que hablo también por mí misma, eh!

Que yo también estoy suscrita a newsletters y consumo contenido gratuito.

Pero se nos está yendo de las manos…

Hace poco vi un curso gratuito de Marketing Digital que consistía en TRES vídeos ¡de 45 minutos cada uno!

¡Sin pagar nada!

Y eran de altísimo valor…

¿Así cómo vas a cobrar luego por tus servicios?

 

movil-mujer-manos

 

En fin…

Volviendo al tema que te comentaba al inicio:

Si eres de los que suele marcar los correos como spam, te ruego (por mi y todos mis cyber-compañeros) que dejes de hacerlo.

¡No sabes el daño que nos hace!

El spam significa que de modo ilícito se han hecho con tu dirección de correo y te están mandando publicidad que no has solicitado.

 

Como el ruso que no para de ofrecerme viagra a buen precio.

 

Cuando marcas un correo como maligno, el gestor de email interpreta que estamos haciendo cosas chungas y nos va penalizando.

Lo cual afecta también al SEO de Google y hace que cada vez se nos muestre menos en este escaparate online tan importante.

Y yo otra cosa no sé, ¡pero respetuosa y legal soy un rato!

Así que -al menos en mi lista- te aseguro que si estás, es porque en un momento dado te registraste voluntariamente desde mi web, o en un congreso, u otra de mis colaboraciones.

Y en cualquier caso, te  beneficiaste de algunos de los regalos que he ofrecido.

Si no recuerdas cómo llegaste aquí, es otra cosa.

Pero ya te digo que si estás, es porque quieres o quisiste.

Comprende que en cada email incluyamos un poco de publicidad de nuestros servicios o productos. Como te digo, así funciona el mercado, son las reglas del juego 🙂

Llegados a este punto, yo a veces me pregunto:

 

¿Por qué no nos molesta que en la revista que hemos comprado por 4 eurazos, la mitad de las páginas sean de publicidad (¡que la estás pagando tú!), y sin embargo nos ofende tanto que nos incluyan un simple link en un email gratuito?

 

Y como te digo, para ser empático con los demás no hay nada mejor que vivir una circunstancia parecida.

Como sé lo difícil que es ser emprendedor y la cantidad de esfuerzo que hay detrás de cada comunicación que lanzamos al mundo, yo al desuscribirme de una newsletter le dejo un mensaje de agradecimiento a la persona y le doy ánimos para que siga luchando.

Sí, lo sé, soy super friki…

Pero me esfuerzo cada día en ser ese tipo de personas que me gustaría cruzarme por el mundo.

Que ahí fuera está la gente muy tensa y agresiva.

Así que yo elijo hacer todo lo contrario, e ir sembrando cariño y respeto.

¡A lo loco!

En fin, nada más por hoy.

Gracias por estar ahí y por tu comprensión.

 

Espero que este artículo te haga pensar un poco y valorar el esfuerzo ajenos en cada cosa que veas en Internet. Seguro que a partir de ahora no se te olvida que el 99% de contenido que disfrutas cada vez que te conectas, lo ha hecho alguien que no recibe absolutamente nada a cambio.

 

Un abrazo, ¡que tengas buen día!

 

PD1: Al final de cada uno de mis correos tienes un enlace para que tú mismo te puedas dar de baja, libremente y sin tener que dar explicaciones.

PD2: Recuerda que cada vez que marcas injustamente el contenido como caca, un emprendedor llora desconsoladamente 😉

 

 

 

¿Me dices qué te ha parecido este artículo?

¡Dale a la estrella que merezca tu puntuación!

Calificación / 5. Total de votos:

Por favor, tu opinión es muy importante para mi...

Si te ha resultado útil este contenido...

¡Conecta conmigo en tu red social favorita!

Siento que no haya cumplido tus expectativas este contenido...

¿Me cuentas qué has echado en falta?

Tu opinión me ayuda a mejorar