Desarrollo personalRelaciones

Consejos para mantener la calma durante la pandemia por coronavirus

mujer-casa-aislamiento-coronavirus
()

Esta crisis sanitaria del Covid-19 y el confinamiento en casa está suponiendo un gran reto para todos.

Es normal que estemos algo intranquilos dadas las circunstancias.

El no saber qué va a pasar, si vamos a estar bien, si se va a desatar una gran crisis, cuánto va a durar todo esto…

Y es que la falta de control nos hace sentir perdidos, pequeñitos e inseguros.

Y eso es muy incómodo.

Vemos cada día cómo aumenta el número de muertos y contagiados, cómo fluctúan las bolsas, cómo cada país toma unas medidas más o menos acertadas….

Es normal que nos sintamos enfadados, tristes, impotentes, preocupados, revueltos.

No podemos controlar ni cambiar lo que sucede ahí afuera.

Pero sí lo que hacemos con este tiempo, y cómo permitimos que nos impacte la situación.

Podemos dejarnos llevar por el miedo, la desesperación y la angustia. Reaccionar a lo que pasa ahí fuera, enfadarnos y sentirnos indefensos.

O podemos ser proactivos, elegir tomar las riendas de nuestra vida y hacernos cargo de nuestras emociones, adaptándonos a lo que está pasando, aprendiendo la lección que se esconde detrás de todo esto, y hacernos más fuertes.

¡Seguimos vivos!

Encargarnos de nuestros asuntos y aprovechar el tiempo que tenemos, es una buena forma de rendir homenaje a todos los que ya no tienen esa suerte.

Quien-quiero-ser-durante-el-Covid-19

Las crisis surgen POR y PARA algo.

Son procesos que, o nos transforman, o acaban con nosotros.

✨ De tu actitud depende que sea lo primero o lo segundo.

Tener miedo es absolutamente normal y humano. Pero si lo trasciendes, adaptándote al cambio, pasando a la acción y haciendo lo que esté en tu mano para aprovechar este tiempo, lograrás salir reforzado de este proceso.

Este cambio universal, tan grande y tan brusco que estamos viviendo, supone un auténtico reto para nuestra gestión emocional.

💕 Ahora más que nunca necesitamos estar conectados con nuestro interior, ser fuertes y contar con una mentalidad ganadora.

¡Nunca la inteligencia emocional había sido más necesaria!

¡Aprovecha!

Y es que esta situación de recogimiento en casa es una gran oportunidad para trabajar nuestro desapego emocional, nuestra resiliencia y gestión emocional, la capacidad para fluir con la vida y la confianza.

Puedes aprovechar para conocerte mejor, testar cómo está tu amor propio y aumentar tu autoestima, mejorar tu forma de comunicarte con los tuyos, aprender a ser más asertivo,…

Y por supuesto, para descubrir nuevos hobbies y aficiones, que te ayuden a estar más animado y entretenido.

¡VAMOS A ESTAR BIEN!

Todos somos uno. Todo el planeta sintiendo al unísono 🌍 Ahora es cuando tenemos que ser responsables, unirnos y seguir las recomendaciones de los expertos para controlar al virus (el del miedo, y el del covid19)

💪 Tenemos un gran poder, y eso conlleva una gran responsabilidad

¡Utlicémoslo bien!

calma-nervios-coronavirus-consejo

Mantén la calma en tiempos de coronavirus

En estos tiempos tan difíciles necesitas mantenerte lo más calmado posible, y para eso será bueno:

🔶 Racionar la cantidad de INFORMACIÓN que recibes cada día, para no agobiarte.

No se trata de mirar para otro lado y hacer como si nada pasara, por supuesto. Pero llevar un seguimiento al minuto de cómo va el ránking de contagiados y de muertos, no te sirve de nada más que para sufrir y angustiarte.

A menos que seas sanitario o personal de ayuda, no está en tu mano cambiar esta situación (y ni aunque lo seas… porque tu acción es limitada, no todo depende de ti).

Lo que sí puedes -y debes- hacer es quedarte en casa, extremar la higiene, tener cuidado si tienes que interactuar con alguien, seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias para no seguir esparciendo el coronavirus por ahí.

Se trate de estar atento y precavido, cumpliendo las instrucciones de los expertos, pero confiando en que todo va a ir bien.

🔶 CUIDARTE mucho

Cuidarte en todos los aspectos (lo que comes, el ejercicio que haces, las horas que duermes, lo que te dices por dentro,…)

Esto te hará sentir que tienes cierto control sobre la situación y sobre tu vida. Te ayudará a estar más estable, más fuerte emocional y psicológicamente.

🔶 Mantener tus RUTINAS

Para que cuidarte sea más fácil, te ayudará el mantener una rutina, con buenos hábitos para ayudar al cerebro a adaptarse a la situación de aislamiento sin salir de casa, dando un tiempo y un espacio determinado a cada actividad, tratando de guardar la normalidad.

Trata de levantarte pronto, ducharte, asearte, maquillarte, vestirte y desayunar como hacías antes.

Al cerebro le encantan los horarios y rutinas, porque son predecibles y le quitan mucho estrés; ahorra energía al no tener que tomar decisiones, sólo ejecuta lo que está programado hacer a continuación. Así tu cerebro al sentir que se reduce la incertidumbre, se queda tranquilo.

Y eso fomentará que tomes mejores decisiones -como el tipo de alimentos que eliges- basándote en lo que es mejor para ti a largo plazo, sin dejarte llevar tanto en lo que te apetece ahora mismo en función de cómo te sientes.

No es raro que ahora mismo te apetezcan más alimentos dulces, grasos, muy salados o procesados. Porque tu cuerpo siente una urgencia, una situación de crisis. Y la tristeza y el estrés son malos consejeros alimentarios. A veces utilizamos la comida como “tapadera emocional” para huir de nuestros sentimientos, o para llenar el vacío interior.

Así que, si te acostumbras a merendar una manzana y un té cada día, dejarás menos hueco -en tu cerebro y en tu estómago- para los bollos y patatillas.

🔶 Cuidar las RELACIONES

Procuremos una convivencia lo más tranquila y pacífica posible. Esta situación nos afecta y remueve a todos, así que lo que menos necesitamos es ponernos de los nervios los unos a los otros.

Este virus nos ha separado y unido más que nunca.

Si de algo está sirviendo, es para darnos cuenta de lo importantes que somos los unos para los otros.

Necesitamos las relaciones, el contacto, el cariño, los besos, los abrazos… Quizás ahora no podemos tener todo esto -y eso es lo que hace que lo valoremos tanto- pero sí podemos transmitirnos amor y cariño de otros muchos modos.

Con whatsapps, videollamadas, publicaciones amables en redes sociales… y sobre todo con palabras amables. Cuidando nuestras reacciones, siendo empáticos, comprendiendo que esta situación nos afecta a todos.

Que cada cual tenía sus circunstancias y que esto nos ha paralizado, removido y sacudido a todos y cada uno de nosotros.

Así que ser más tolerantes, pacientes y cariñosos, es un gran gesto de amor, que tendrá un gran impacto no sólo a tu alrededor, sino en todos.

Recuerda que somos un sistema de elementos interrelacionados. Lo que uno haga, afecta directamente a todos los que lo rodean.

Lo estamos viendo muy claro en los contagios del virus.

Si uno se pasea por ahí infectado, tosiendo y tocando todo, afecta y contagia a quienes tenga a su alrededor.

Si uno se queda en casa, descansando y sin tener contacto con nadie, para la cadena.

Lo mismo pasa con el miedo, el enfado, las borderías, el malestar, la angustia… y el miedo.

Todo lo que hagas o dejes de hacer, impacta a tu alrededor.

Por eso mismo:

🔶 Cuida LO QUE TRANSMITES:

Cuida lo que dices, lo que publicas en redes sociales, los mensajes que envías, cómo reaccionas cuando alguien te enfada,…

Trata de aportar calma, esperanza y unión. Nunca sabes cómo puede influir tu opinión en los demás.

Da ejemplo. Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo.

Además, mantenerte sosegado y optimista te ayudará a ti también a no caer en un pozo de negatividad y angustia.

Quizás tendrás que hacer un esfuerzo consciente por mantener la actitud positiva, pero de verdad, haz la prueba durante un par de días y nota la diferencia.

🔶 DESDRAMATIZA

La situación es durísima, cada día afecta a más personas, a más familias, a más ciudades y países… Sí.

Ya bastante dura es de por si como para que le demos más vueltas y echemos más leña al fuego.

Esto me lleva de nuevo a los puntos anteriores: racionar la cantidad de información que recibes y que transmites. Y si lo haces, que sea información de la que aporta soluciones, que ayuda a saber cómo actuar, a mantenerse tranquilos, y que provenga de fuentes oficiales y fiables.

Ayuda a los demás (y a ti mismo) a desdramatizar, a ver la situación de la forma más NEUTRA posible, e incluso remarcar lo bueno que hay.

¡Porque sí que lo hay!

Lo primero de todo, que te está tocando quedarte en casa. No en una cárcel. No picando piedra bajo un sol abrasador. No te están torturando. Estás cómodamente en tu hogar, con muchas comodidades, seguramente con electricidad, agua corriente y la nevera llena de alimentos.

🔶 APROVECHA esta ocasión

Esta situación puede ser una buena oportunidad para dedicarte tiempo, para hacer lo que siempre procrastinas, para reconciliarte con tu casa, con tu familia, con tus amigos… Ahí te dejo más recursos y consejos para que este confinamiento te cueste menos.

🔶 Ten paciencia y EMPATÍA

Con los demás y contigo mismo. Porque esta situación es rara, es normal que nos de miedo y nos altere a todos los niveles. Necesitamos tiempo para adaptarnos.

🔶 Vive tus EMOCIONES

Permítete estar triste, nervioso, enfadado… lo que sientas en cada momento.

Pero recuerda que eso no significa que lo pagues con los demás, que descargues contra ellos.

Se trata de responsabilizarte de lo que sientes, permitirte estar así, siendo bueno y condescendiente contigo y con los otros.

¡Tenemos derecho a estar removido en estas circunstancias!

Tenemos derecho a tener miedo de lo que pueda pasar, es normal que estemos alterados y que a veces, sin querer, reaccionemos.

Pero trata de ser más proactivo, de pensar cada noche cómo quieres vivir esta situación, de qué quieres que te sirva, cómo quieres reaccionar.

Tomar las riendas de tu vida y el autocontrol de tus emociones comienza en este acto de consciencia y compromiso contigo mismo.

No puedes controlar lo que sucede ahí fuera, pero sí cómo impacta en ti, y qué haces tú con ello.

🔶 Elabora tu DUELO

Reconoce y vive tu propio duelo. Porque esto que está pasando te afecta. Esta pandemia -y la crisis que la acompaña- supone una despedida del mundo tal y como lo conocíamos.

Desapégate de la comodidad, de la estabilidad, de la -ilusión de- seguridad.

Nada nunca ha sido inmutable.

No controlamos prácticamente nada en nuestras vidas.

Pero como esta certeza nos da mucho vértigo y angustia, nos contamos la mentira de que sí, que tenemos el control. Y que si hacemos ciertas cosas y dejamos de hacer otras, estamos a salvo.

Damos por sentado que vamos a seguir estando mañana aquí. Que vamos a seguir respirando, que nuestros seres queridos estarán ahí, que trabajando en una empresa tenemos seguridad laboral, que ahorrando estaremos bien, que tendremos lo que necesitamos…

Y este bichito microscópico ha venido a volar por los aires nuestras creencias más profundas -normal que estemos tan asustados y alterados-.

Este virus nos ha hecho darnos cuenta de lo frágiles e insignificantes que somos.

De la gran importancia que estábamos dándole a las cosas equivocadas.

De las necesidades absurdas y trasnochadas que nos estábamos creando. Poniendo en ellas todo nuestro bienestar y equilibrio emocional.

De lo confundidos que estábamos creyendo que la felicidad está afuera, en los likes que recibimos, en la admiración, los ceros en nuestra cuenta bancaria, el grosor de nuestros labios, lo contorneado de nuestra silueta.

Y es que creo que tenemos mucho que agradecerle a esta pandemia.

Este virus nos está dando la vuelta del revés como sociedad. Está cuestionando todas las instituciones, la democracia, el sistema económico,…

Ha llegado en un momento en el que había muchos movimientos de cisma, de separación, de movimiento, migración… Nos ha paralizado. Nos ha separado. Nos ha unido como raza humana. Nos ha tenido que confinar para que nos demos cuenta de que somos un todo. Que tenemos que actuar al unísono. Pensando en el bien común, y no en el beneficio personal y egoísta, como veníamos haciendo hasta ahora.

Está siendo una bofetada con toda la mano abierta.

Probablemente nada vuelva a ser como antes.

Y será lo mejor que podría pasarnos.

Porque La Vida es sabia. Nos trae lo que necesitamos en cada momento, para aprender, rectificar, avanzar, evolucionar.

La Naturaleza tiene sus ciclos, y una vez más se ha impuesto a los deseos de estos simples mortales.

En cualquier caso, todas las sacudidas fuertes que nos trae la vida deben servir para hacer cambios profundos en las cosas que no estaban funcionando.

Por eso quizás sería bueno hacer un pequeño ritual de despedida y agradecimiento, para que nuestro cerebro se adapte mejor a los cambios que estén por llegar, soltando el pasado sin sufrir más de la cuenta, dejando ir lo que ya no existe.

🔶 AQUÍ y AHORA

Sólo existe el PRESENTE, el aquí y ahora. Evita los pensamientos anticipatorios pesimistas.

Lo que tenga que ser, será. Eso no lo podemos controlar.

Pero nos adaptaremos a lo que sea, porque somos mucho más fuertes de lo que creemos

🌈 ¡VAMOS A ESTAR BIEN! 🌈

Céntrate en tu respiración, en apreciar lo que tienes, y en vivir el presente lo mejor posible.

Piensa -y escribe si quieres- todas las fortalezas y habilidades que tienes, que te ayudan a vivir bien, a adaptarte a los cambios, a sobrevivir, a estar bien en cualquier situación. Esto te traerá paz.

Y por si lo necesitas, te dejo un sencillo ejercicio de programación neurolingüística (PNL) para comprender, reconocer y gestionar tu miedo:

No desaproveches la oportunidad:

El confinamiento en casa puede ser una buena situación para invertir en tu desarrollo personal.

Para aumentar tu bienestar, conocerte, aceptarte, quererte y lograr tu mejor versión. A todo ello te puedo ayudar mediante coaching.

Durante este tiempo que dure la cuarentena, voy a mantener buenas ofertas para animarte a apostar por tu bienestar emocional, que ahora es más necesario que nunca.

Esta situación está siendo como un “examen”. Si no vienes preparado, si no te has trabajado antes tus emociones,… te estará pareciendo todo un infierno.

Sin embargo, frente a la incertidumbre de lo desconocido de todo esto que está pasando fuera, cuanto mejor te conozcas tú y más conectado estés con tu mundo interior, menos extraño te parecerá lo de fuera.

Sé un refugio para ti mismo.

Déjame acompañarte

Estamos haciendo Historia

El otro día estaba pensando en toda esta situación extraña que nos está tocando vivir… que parece una película , un mal sueño, como si no fuera real.

Pero a la vez creo que tiene un toque romántico, curioso

* ¡Por favor, entiende que estoy hablando del confinamiento! No de las muertes que está habiendo…. ni del paro, ni la crisis… eso por supuesto es horrible y ojalá nadie lo tuviera que sufrir.

Pero es innegable que estamos viviendo un momento histórico.

Es algo absolutamente novedoso, que nunca antes lo ha vivido -así tal cual- el ser humano.

Esto que estamos viviendo, va a quedar marcado en la Historia de nuestro planeta y del ser humano.

Ha habido guerras, enfermedades, plagas… pero nunca antes todos a la vez en casa. Prácticamente todo el planeta paralizado, con la misma situación, con la misma preocupación. Todos con la mente puesta en el mismo tema, hablando de lo mismo.

Y más separados y conectados a la vez que nunca.

hygge-felicidad-gato-manta

Te imagino en tu casa, en chándal, con tu mantita, preparando la comida, asomándote a la ventana, leyendo las noticias preocupado, llamando a tus seres queridos, leyendo… haciendo tus quehaceres cotidianos. Y me siento más unida y cercana a ti que nunca, porque yo estoy igual.

Y la vecina de enfrente. Y tu cantante favorito. Y cada familia de mi barrio. Y del tuyo. Y de casi cualquier país.

Quizás esta situación nos esté haciendo ver que somos un todo. Una auténtica familia. Diferentes partes de un mismo cuerpo que respira a la par.

Ojalá todo esto nos haga sentir más unidos.

Ojalá empecemos a tenernos más en cuenta los unos a los otros, y las necesidades globales.

Porque ¿sabes qué más va a pasar a la Historia?

Lo que hagamos a partir de ahora.

Estamos creando nuestro futuro, y el cómo afrontemos esta crisis sentará precedente.

Espero que dentro más adelante podamos mirar hacia atrás y sentirnos orgullosos de nuestra evolución (a nivel personal y colectivo)

“Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo” – Mahatma Gandhi

¡No te pierdas estos artículos!

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo

¿Me dices qué te ha parecido este artículo?

¡Dale a la estrella que merezca tu puntuación!

Calificación / 5. Total de votos:

Por favor, tu opinión es muy importante para mi...

Si te ha resultado útil este contenido...

¡Conecta conmigo en tu red social favorita!

Siento que no haya cumplido tus expectativas este contenido...

¿Me cuentas qué has echado en falta?

Tu opinión me ayuda a mejorar