AutoconocimientoBienvenidoDesarrollo personalRelaciones

¿Qué le está pasando a Ana?

()

Ana está harta de sentirse insatisfecha.

Cada mañana le cuesta más encontrar las fuerzas para levantarse de la cama.

Suspira demasiado.

Sonríe, pero menos que antes.

Casi todo le va bien en la vida y no tiene problemas especialmente graves (excepto un desengaño y algún objetivo por cumplir, pero nada destacable).

Aún así, nota en su interior cierto poso de negatividad y amargura.

Su cabeza no para de dar vueltas todo el día, fijándose en lo que falla, en lo que le falta, en lo que podría salir mal.

comunicacion-empatia-pareja-amigos-relacion

¡Incluso en los momentos agradables con sus seres queridos!

Ana aparenta tranquilidad, pero por dentro es un torbellino:

Huy, Clara ha puesto mala cara, seguro que le ha molestado mi comentario… No sé para qué abro la boca, siempre meto la pata… No debería haber dicho nada”

¡Se juzga tanto a sí misma!

Cada vez que se mira al espejo critica algo de lo que ve. Sabe que se exige demasiado, pero no lo puede evitar.

Ana es especialista en olvidarse de sus virtudes. No se fija en los avances que ha hecho, no valora sus esfuerzos.

No es consciente de cuánto vale ni de lo fuerte que en verdad es.

Sin embargo, siempre tiene en mente sus fallos y defectos, a pesar de que a menudo recibe piropos y ánimos.

De hecho le incomodan los cumplidos, no se siente merecedora. Cree que lo dicen por quedar bien, o porque buscan algo a cambio.

Está en continua lucha consigo misma.

mujer-espejo-reflejo

Se está transformando en su peor enemiga, y cada día se siente más presa de sus pensamientos.

Este maltrato le va apagando poco a poco. Se va haciendo más pequeñita, más insegura, más rígida e indecisa.

Ana cree erróneamente que si controla lo de fuera, logrará estar en paz por dentro.

Por eso procura ser tan ordenada, vigilar lo que come, estar encima de sus seres queridos, dar la mejor imagen posible…

Al no confiar en sí mismateme los cambios.

Se cierra puertas, deja pasar oportunidades interesantes, rehuye conocer gente nueva, tarda mucho en tomar decisiones, procrastina, posterga sus asuntos…

 

Aún así, no se rinde.

Siempre piensa en nuevos planes para mejorar su vida.

Se anima e ilusiona al principio… Pero sin darse cuenta, se sabotea en cuanto empieza a tener éxito.

¡Es un círculo vicioso! Cuanto más lo intenta, más fracasada e incapaz se siente.

Sus ganas y energía fluctúan tanto… Hay días que va como un zombie, mientras que otros se siente Superwoman.

Esta montaña rusa no le permite darse cuenta de que tiene la autoestima baja.

mujer-emocion-pensamientos negativos

Cualquier comentario que le hacen, lo transforma en un ataque.

Le cuesta fiarse de los demás, no quiere sufrir.

¡Ya bastante daño se hace ella misma!

Cualquier roce externo es como la gota que colma el vaso -ese que ella misma mantiene casi lleno-.

¿Qué le está pasando a Ana? A ella en verdad le gusta la gente, y le encanta socializar.

Tiene un gran corazón. Es muy generosa y empática. ¿Por qué se siente así?

El problema es que a veces le cuesta marcar límites y siente que la gente se aprovecha de ella.

Este año ha cambiado ya tres veces sus vacaciones, porque se lo ha pedido un compañero de trabajo.Por cierto, ¿cuándo le devolverá su prima la colección de libros que le prestó?Le gusta agradar, tener relaciones pacíficas, que estén a gusto a su lado.

Por eso huye de los conflictos.

Suele sacrificarse, ayudar, hacer favores y evita molestarcallándose lo que le irrita.

mujer-espalda-sol-corazon-manos

¡Pero oye, que tampoco es tonta!

Aunque aguanta mucho, su paciencia tiene un límite y al final acaba saltando de malas formas. Y cómo no, luego vienen días de machacarse por su reacción tan brusca.

La culpa suele ir en su mochila.

El miedo a quedarse sola y a que no la quieran es tan grande, que suele caer en dependencias emocionales.

pareja-amor-manos

Se engancha demasiado a sus seres queridos.

Le cuesta olvidar, pasar página. Cada vez que alguien sale de su vida lo pasa fatal.

El modelo de vida ideal que le había vendido la sociedad no le está funcionando, para nada.
“¿Y si no son los demás y las circunstancias externas quienes me tienen que hacer feliz?”
“¿Y si lo que de verdad me falta soy YO MISMA?”
Mientras cena, Ana ve en las noticias las grandes desgracias que ocurren en el mundo. No puede evitar compararse, y piensa que lo suyo son tonterías.
Este pensamiento antes la tranquilizaba (hasta el punto de ser la excusa que le mantenía inmóvil en su zona de confort).
Pero últimamente le atraviesa una punzada de angustia al pensar:“Si me siento así de débil y negativa ahora que todo me va bien… ¿qué será de mí si cambia mi suerte y la vida me da un buen palo?”

Así que ha decidido que quiere dejar de sufrir y de perder el tiempo.

Quiere hacerse fuerte y aprender a enfocar las cosas desde otro punto de vista.

Sabe que puede y sobre todo, sabe que se lo merece.

Por eso Ana está a punto de apuntarse al Campamento Aihop.

¿Me dices qué te ha parecido este artículo?

¡Dale a la estrella que merezca tu puntuación!

Calificación / 5. Total de votos:

Por favor, tu opinión es muy importante para mi...

Si te ha resultado útil este contenido...

¡Conecta conmigo en tu red social favorita!

Siento que no haya cumplido tus expectativas este contenido...

¿Me cuentas qué has echado en falta?

Tu opinión me ayuda a mejorar