El cambio de la langosta 🦞

Langosta-cambio-zona-confort

 

¿Sabes que de vez en cuando la langosta se siente incómoda?

Según se va desarrollando, ese cuerpecillo blandito que tiene, se nota encorsetado y agobiado por su caparazón externo rígido (que la protegía muy buenamente, pero que no tiene la capacidad de crecer, a diferencia de su interior).

Así que, llegado un punto, ese malestar es tan fuerte, que se tiene que resguardar entre las rocas para protegerse de los depredadores, mientras se despelota y va produciendo un exoesqueleto nuevo.

 

 

Lobster Becky Dole GIF - Find & Share on GIPHY

En mi cabeza aquí iría un gif de una langosta haciendo un striptease, pero esto es lo más parecido que he encontrado… así que tira de imaginación 🙂

 

 

Bueno, el caso es que este proceso es totalmente natural, y las langostas lo hacen varias veces a lo largo de su vida.

Cero drama.

Van por ahí haciendo sus cosas de crustáceo, crecen, sienten ese desasosiego, se reinventan y salen de nuevo a darlo todo por el fondo marino con Ariel y Flounder 🧜🏼‍♀️🐠

No se enganchan a la comodidad de tener un caparazón que más o menos funcionaba.
No lloran por tener que dejarlo atrás.
No se resisten al cambio.
No.

Van, notan la incomodidad, detectan la señal de que ha llegado el momento, y pim pam pum hacen lo que más les conviene.

Y bueno, nunca he entrevistado a una langosta de verdad… pero me gusta pensar que en esos momentos incluso se alegran de sentir esa molestia, porque saben que significa que están creciendo y evolucionando.

Que todo marcha bien, porque es lo que se espera que haga un ser vivo sano.

Y ojo, que tampoco es que se pongan ahora un traje de plumas, o se recubran de purpurina. No se vuelven locas.

Simplemente encuentran su nueva forma de estar en el mundo. Siendo ellas mismas, pero sintiéndose cómodas con su nueva versión.

 

🦞🦞🦞🦞

 

Bueno, pues el caso es que te cuento todo este rollo no sólo para motivarte a que veas tú también los momentos de estrés como una oportunidad para desarrollarte y expandir tu zona de confort.

Sino para contarte además que yo también tengo mi caparazón en el taller.

Verás, este año cumplo 10 años ininterrumpidos ejerciendo de coach (¡se dice pronto!), y mi forma de trabajar ha ido evolucionando conmigo (que me siento en expansión y crecimiento continuo).

Siempre he sido una persona muy reflexiva y profunda. Desde pequeña me planteaba cuestiones filosóficas y espirituales, buscaba mis propias creencias (e incluso tuve algunas crisis con estos temas). Pero estos dos últimos años estoy cultivando y mimando mucho más esa faceta mía, atendiendo a la energía, a la intuición, cuidando mi cuerpo y mi ser en todas sus dimensiones.

 

Lo cierto es que el mundo está cambiando muy rápido, a veces es difícil vivir en él sin sentirse abrumada. Por suerte, la humanidad estamos entrando en un cambio de consciencia muy profundo y eso me llena de esperanza y alegría.

Por eso veo fundamental unificar lo sutil con lo tangible, para que nos impulse a crear la vida que deseamos. De hecho, cada vez lo incluyo más en mis sesiones y cursos (con dinámicas de PNL, mindfulness, tapping, meditaciones,… siempre adaptándome a lo que siento que le puede funcionar a cada consultante)

 

Así que, en resumen, estoy en una pequeña crisis existencial, pero de las buenas. De las que te mueven y te motivan. Y estoy eligiendo vivirla con curiosidad (e incluso alegría). 🦞 Vamos, que algo está cambiando y ni sé qué es exactamente, ni cómo se materializará. Tampoco me preocupa, lo que tenga que ser será y así se manifestará.

Pero no te asustes, que a mi tampoco me van a salir plumas ni purpurina. Seguiré siendo yo y expresándome como tal. Me gustan los cambios progresivos y bien asentados, así que no esperes nada muy radical.

Pero si de vez en cuando me ves un ramalazo más new age, ya sabes de dónde viene. De hecho, habrás visto que desde hace tiempo cada vez colaboro con más compañeros y congresos que abrazan la espiritualidad… así que ya estaba yo langosteando sutilmente.

 

 

Recibe mis reflexiones semanales + la masterclass gratuita de bienvenida, para que logres cambios reales y duraderos.

 

 

Bueno, y ahora volvamos a lo terrenal con mi nuevo artículo para la revista Elle en el que abordo un temazo: ¿Qué pasa cuando tu ex no quería tener hijos contigo, y ahora que está con otra, sí? (antes de arrancarle la cabeza, léelo, que quizás te ayude).

 

Y por último, un recordatorio para que no te pierdas el congreso Gecrea III, que si tú también estás en momento caparazón, te vendrá de perlas. Apúntate aquí, será del 22 al 31 de Enero de 2023.

Con cariño,

Ainoa

 

¿Quieres trabajar conmigo?

Si te has sentido identificado con lo que has leído y quieres solucionar tu problema, escríbeme para reservar tu primera sesión de coaching a mitad de precio (38€).

Nos veremos por videoconferencia durante 60 minutos para trabajar tu asunto. Sin compromiso.

Y si deseas continuar conmigo, resolveré tus dudas sobre el servicio que más se ajuste a tus necesidades

Si vas a hacer una consulta para que te ayude con un tema puntual, adquiere mi servicio Coaching Express.

¡No te pierdas estos artículos!

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo

Recibe mis reflexiones semanales + la masterclass gratuita de bienvenida, para que logres cambios reales y duraderos.