AutoconocimientoDesarrollo personal

Te deprimes por tener metas, no por ser débil

mujer-emocion-tristeza
()

Esta mañana he leído un artículo muy interesante.

Hablaba del nuevo enfoque que ha hecho Jonathan Rottenberg sobre la depresión.

Según este psiquiatra, las personas deprimidas tienen dificultad para salir de la cama -y hacer cualquier actividad cotidiana- no porque estén cansadas y desmotivadas, no por pereza o acedia.

Sino por exceso de metas.

Por sentirse abrumados ante unos logros que desean alcanzar y se les escapan.

Por no saber cómo conseguirlos.

Por no confiar en sus propias capacidades o recursos.

O por ser unos objetivos demasiado ambiciosos y mal planteados.

Quizás incluso por no aceptar la realidad tal como es y quedarse anclados en el “cómo deberían” ser las cosas -según su propio criterio-.

Así le pasaría por ejemplo a la mujer frustrada porque su matrimonio no funciona como le gustaría, o al deportista de élite que se lesiona y no puede seguir compitiendo aunque quiera.

Como ves, ambos quieren que pasen cosas buenas y se frustran al ver que no es así. Puede que tengan miedo de que la situación nunca mejore. Incluso que se sientan pequeñitos e incapaces ante sus problemas. Por lo que puede que la impotencia reduzca su energía y vitalidad.

 

mujer-cama-dormida-triste

 

Me ha encantado este enfoque, porque además de ser novedoso y distinto, es muy alentador.

Y no puedo estar más de acuerdo con el bueno de Jonathan.

Lo he visto en mis clientes, en mi entorno cercano y en mis propias carnes.

Las veces que más bajitos de energía estamos, es cuando la vida “se nos hace bola”.

Cuando sentimos que tenemos que (o queremos) comernos un elefante y pretendemos hacerlo de un bocado. O cuando deseamos que en vez de ser un elefante fuera un pollo de corral, y por más que nos empecinemos, sigue siendo un elefante.

Esto quizás te suene un poco fuerte, pero creo firmemente que muchas de las depresiones se podrían haber evitado si la persona hubiera pedido ayuda profesional desde el principio.

Por suerte hay muchísimas terapias y métodos.

Para mí el coaching es una de las mejores técnicas que pueden ayudar a evitar estos problemas.

Precisamente porque te empodera desde la raíz de tu ser. Te hace creer en ti mismo, planificarte bien, llevar tu vida por donde tú quieres, conseguir tus metas siguiendo una estrategia adecuada, reconducirla cuando no funcione, valorar tus pasos, aprender a conectar con tus emociones, comprendiéndolas y gestionándolas bien.

 

mujer-emocion-felicidad-sonrisa

 

Para mi, el coach es como un fisioterapeuta.

Si vas en el momento en el que tus músculos te empiezan a mandar la señal de dolor, puede que con unos pocos masajes se te cure la lesión. Pero si esperas a partirte la rodilla, la cosa será mas grave y quizás tengan que operarte y atiborrarte a analgésicos. Y lo peor es que tu rodilla se quedará tocada para siempre. No volverás a andar con la misma seguridad de antes.

Eso es otro de los estigmas de la depresión.

Muchas personas que han pasado por un episodio depresivo se han quedado con la sensación de estar enfermas, de ser frágiles, flojos, de no ser capaces de salir adelante si no es con los antidepresivos, ansiolíticos y sesiones semanales con el psiquiatra o terapeuta con el que llevan años.

Y eso es una losa difícil de quitarse de encima.

Sentirte débil ante la vida y dependiente de algo externo…

¡Ojo, que bienvenidos sean los psiquiatras y la medicina, eh!

En algunos casos son necesarios y han salvado muchas vidas. Hay situaciones muy complicadas y dolorosas. Y las personas con trastornos mentales deben acudir sin dudar a esta opción.

 

pastillas-solucion-rapida

 

Pero creo que a menudo las personas “sanas” optan por la salida fácil y abusan de los fármacos para evitar enfrentarse a los problemas.

Porque en el fondo es mucho más fácil anestesiarse que luchar.

Y por desgracia es muy rentable tener la consulta (y las farmacias) llenas durante años de pacientes desempoderados y dependientes.

Sin embargo, yo prefiero optar por una sociedad sana y fuerte.

Por eso elijo enseñar herramientas a mis clientes, para que ellos mismos se demuestren que son capaces de solucionar sus dificultades (actuales y futuras) por si mismos y conseguir lo que se propongan. Adquiriendo una filosofía de vida positiva que les acompañe y ayude a ver la realidad de un modo más constructivo y esperanzador.

Así que, si me permites un consejo:

No esperes a que tu elefante pese 5 toneladas.

Enfréntate a él cuanto antes.

Aprende aquí a filetear ese paquidermo para que no se te atragante.

¡No te pierdas estos artículos!

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

¡Hola!
Soy Ainoa Espejo
No sólo soy una apasionada de la psicología, también me encantan los gatos, la costura, el chocolate y el olor a sándalo.

¿Me dices qué te ha parecido este artículo?

¡Dale a la estrella que merezca tu puntuación!

Calificación / 5. Total de votos:

Por favor, tu opinión es muy importante para mi...

Si te ha resultado útil este contenido...

¡Conecta conmigo en tu red social favorita!

Siento que no haya cumplido tus expectativas este contenido...

¿Me cuentas qué has echado en falta?

Tu opinión me ayuda a mejorar