Las relaciones sanas y el Equilibrio

manos-corazon-relacion-amigos

Equilibrio, equidad

El equilibrio es algo fundamental en la relaciones. Dar y recibir en la misma proporción.

Aunque es posible que en un momento dado, ese equilibrio se pueda ver descompensado. Hay ocasiones en la vida en las que es necesario ceder un poco.

Pongamos por ejemplo, que a un/a buen/a amigo/a tuyo/a se le haya muerto el padre. Esta sufriendo una desgracia y te necesita ahí. Te va a necesitar durante un tiempo largo, probablemente. Durante ese tiempo ella estará triste, sin energía. Puede que incluso pase por fases de enfado, depresión, obsesión con el tema…

Es totalmente normal (incluso necesario, tiene que pasar las fases del duelo). Durante ese tiempo, es fácil que no vaya a ser la mejor amiga del mundo. Su tristeza hará que se meta en su mundo, que no le apetezca salir, disfrutar o escuchar los problemas de otras personas.

En este momento, la balanza estará desequilibrada hacia su lado. Seguramente seguirá estándolo durante, al menos, un año. Y tú cómo amiga/o estarás ahí para lo que necesite, con todo el amor y dedicación del mundo.

Pero es importante que esa relación sea sana. Antes, durante y después de este duro momento.

Que tu amigo entienda que ese sufrimiento es suyo. Le corresponde a él gestionarlo e integrarlo en su vida.

Tu apoyo y el del resto de gente que le quiere, será de gran alivio. Pero no es tu responsabilidad ni obligación quitarle ese dolor. De hecho, por más que quieras y te esfuerces, no podrás. Es su proceso y ha de vivirlo de principio a fin.

Desde luego que “las penas con pan son menos penas”, como dice el refrán. Pero no dejan de ser penas.

Puedes acompañarle, apoyarle, escucharle, estar ahí para que se desahogue,… y le harás muchísimo más llevadera esta etapa tan dolorosa de su vida. Pero recuerda que su dolor no desaparecerá por más que te esfuerces.

* Esto es importante que lo tengas en mente si eres una persona altamente empática y sensible, que tiende a hacer suyos los estados emocionales y que se carga con la responsabilidad del bienestar ajeno, desviviéndote para que nadie sufra.

 

buena-persona-ayuda-manta-mujer

Dar y recibir por igual

Así pues, en toda buena relación debe haber un”toma y daca”. Sentir que es una relación de simbiosis, de beneficio mutuo; en la que ambos miembros aportan y reciben en igual medida. Que ambos crecen personalmente y mejoran. Como individuos independientes y adultos que son.

Y no sólo es aportar cosas materiales, regalos o favores.

Me refiero sobre todo a:

  • Energía
  • Cariño
  • Interés por el otro.
  • Amor, deseos de verle bien.
  • Generosidad.
  • Nivel de prioridad en vuestras vidas, dedicaros tiempo mutuamente, estar disponibles.
  • Escucha activa.
  • Apoyo.
  • Respeto.
  • Consideración.

Como ves, hay muchas maneras de demostrar afecto (cada uno lo hará más de un modo u otro, en función de cuál sea su lenguaje del amor predominante)

 

Recibe mis reflexiones semanales y la masterclass gratuita de bienvenida, para lograr cambios reales y duraderos.

 

Señales de peligro de una relación tóxica:

No debemos etiquetar como “tóxica” a una persona o a una relación así a la ligera, porque son palabras mayores…

Pero es importante detectar las banderas rojas que te alertan de que algo no marcha bien, que no fluye la cosa. Así que estate atento si sientes:

  • Que de algún modo se están aprovechando de ti.
  • Que siempre se sale con la suya.
  • Nunca da su brazo a torcer, “gana” más que tu. Siempre hay que hacer lo que él o ella diga.
  • Continuamente tienes que ser tú quien se adapte a sus preferencias, sus planes o intereses.
  • Vives con miedo a sus reacciones.
  • Sientes incomodidad.
  • Alerta, como si no pudieras fiarte plenamente del otro.
  • No te puedes mostrar tal y como eres.
  • No te sientes libre de expresar lo que piensas o sientes (ni siquiera cuidando al máximo tus palabras para no herirle).
  • Tienes que mentir u ocultarle información.
  • Te sientes continuamente en la obligación de hacer o decir cosas para tenerle contento o satisfecho, pero no recibes lo mismo a cambio…
  • Siempre inicias tú las conversaciones, quien propone quedar o hacer planes.
  • O al revés, te sientes invadido y obligado, ves que la otra persona fuerza demasiado las cosas.

 

Problemas que puede provocar

La lista anterior sólo son unos pocos indicativos de que vuestra relación no está en equilibrio.

Y esto a la larga, si es continuado y no justificado (al contrario del ejemplo que vimos antes con el duelo) suele traer problemas mayores.

Desemboca en enfados, frustraciones, desesperanza y sentimientos de injusticia.

Cuando sentimos que se han aprovechado de nosotros, a menudo sufrimos daños en la autoestima. Puede que incluso quieras equilibrar la balanza y emplees pequeñas venganzas para ello. Puede ser en forma de comportamientos pasivo-agresivos. En cualquier caso suelen ser venganzas que te harán sentir culpable y poco eficiente (por no haber puesto remedio antes de forma asertiva).

Y el “aprovechón” seguramente también se enfadará y no entenderá nada, ante ese cambio de comportamiento repentino tuyo. Y es que es bastante probable que ni siquiera sea consciente de la forma en la que se estaba relacionando contigo, ni cómo te hacía sentir.

 

enfado-pareja-mujer

 

Hazte valer

Date cuenta de que, a menudo, estos desequilibrios de van produciendo poco a poco, con el tiempo. Y tanta responsabilidad tiene el que se aprovecha, como el que lo permite.

 

“Contra el vicio de pedir, está la virtud de no dar”.

 

Y es que el ser humano es egoísta por naturaleza. Va probando los límites, entra hasta donde le dejen pasar.

De modo que, si poco a poco te van abriendo cada vez más las ‘puertas’, es fácil que, sin darte cuenta, hayan entrado demasiado. Y si no le marcas ningún límite ni le comunicas lo que le molesta… más aún.

Por eso, el “aprovechón” muchas veces no se da cuenta de que lo está siendo. Y cuando tú te enfadas, le reclamas o exiges tu parte, o incluso cierra tus ‘puertas’ de golpe… No es de extrañar que no entienda de dónde procede ese cambio.

 

En este caso, el “aprovechón” se frustrará y lo peor de todo, no aprenderá nada. Sólo querrá protegerse, defenderse. Su orgullo le mantendrá conectado con el enfado y la indignación. Y si no recibe información de qué ha pasado, ni de qué te ha llevado a ponerte firme de repente; no podrá hacer examen de conciencia ni pararse a pensar si él ha hecho algo mal. Le faltará información.

Es más, muchas personas se sienten con el derecho a que les traten como reyes. Mientras ellos tratan como súbditos a los demás. Porque están mal acostumbrados a que sus relaciones sean siempre así y estén en desequilibrio.

Por eso, hoy te animo a que revises tus propias relaciones, con las personas que forman parte de tu vida.

Observa si esas personas comparten tus valores y tu visión de la vida. Y si descubres, que no, te animo a que empieces a hacer limpieza cuanto antes para fomentar las relaciones sanas.

Un abrazo,

Ainoa

¿Quieres trabajar conmigo?

Si te has sentido identificado con lo que has leído y quieres solucionar tu problema, escríbeme para reservar tu primera sesión de coaching a mitad de precio (38€).

Nos veremos por videoconferencia durante 60 minutos para trabajar tu asunto. Sin compromiso.

Y si deseas continuar conmigo, resolveré tus dudas sobre el servicio que más se ajuste a tus necesidades

Si vas a hacer una consulta para que te ayude con un tema puntual, adquiere mi servicio Coaching Express.

¡No te pierdas estos artículos!

mar-ola

Los peligros del mar…

Por suerte quedó en una anécdota graciosa, pero le podría haber costado la vida… Lo que le enseñó una lección importante que no olvidaría jamás.

Léelo>>

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo

Recibe mis reflexiones semanales y la masterclass gratuita de bienvenida, para lograr cambios reales y duraderos.

Deja una respuesta

Aihop Coaching te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por Ainoa Espejo Álvarez como responsable de esta web.
La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

  • Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano (proveedor de hosting de Aihop Coaching) dentro de la UE. Ver política de privacidad de OVH.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@ aihopcoaching.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
    Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://aihopcoaching.com, así como consultar mi política de privacidad.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.