Tienes derecho a estar triste

que-te-pasa-triste-mujer-emocion

Estás triste

– “No sé qué te pasa últimamente”

– “No estás como siempre”

– “Estás raro, no pareces tú”

¿Alguna vez te han dicho algo parecido?

Tus amigos, familiares y compañeros de trabajo se extrañan al notarte apagado. Se preocupan por verte triste, apático desde hace un tiempo.

Sobre todo si habitualmente eres alguien dicharachero, enérgico, optimista o sociable.

¿Por qué reaccionan así?

Por dos motivos, fundamentalmente:

1) Te quieren, se preocupan por ti y no quieren que sufras.

2) Y porque por lo general, la sociedad rechaza las emociones incómodas. No gusta la tristeza ni la apatía. Muchas personas se sienten incómodos y no saben reaccionar ante estas emociones. Se bloquean, se paralizan. No saben qué hacer ni qué decir para hacerte sentir mejor.

triste-crítica

A algunos incluso les resulta aburrido estar con gente triste; se contagian de tus emociones, les baja la energía.

Porque estás en plan negativo. No te ríes como antes. No les sigues el ritmo de fiesta. Ni te apetece tener conversaciones vanales sobre cualquier chorrada…

Por eso se escudan en el “no estás como siempre“. Así el problema lo tienes tú, que has cambiado. ¡Como si no tuvieras derecho a ello!

De hecho… ¿realmente es que has cambiado?

¿O es que les estás mostrando una cara nueva?

Una faceta a la que no están acostumbrados; una sombra tuya que no habían visto antes, más seria, solitaria, silenciosa e introspectiva.

 

Recuerda:

Recuerda que ‘este de ahora’ también eres tú.

Tienes todo el derecho del mundo a estar triste.

A no estar tan activo, ni tan risueño.

Tienes derecho a querer quedarte en casa si te apetece descansar.

Estás en tu derecho a estar de bajón durante una temporada y a no mostrarte alegre, divertido, tranquilo (o como seas habitualmente).

Tienes derecho a expresar tus emociones.

A llorar, a mostrarte vulnerable y quebrarte si es lo que te pide el cuerpo.

Todo ello, siempre que no hagas daño a nadie, claro.

Todos somos seres humanos. Con matices, con nuestros claros y nuestros oscuros.

Con nuestra parte de luz (que procuramos mostrar a todas horas) y de sombra (que a veces ni nuestros íntimos conocen).

Y tenemos derecho a conectar con la faceta que necesitemos en cada momento.

Aunque por otro lado…

También hay algo de alivio en esas palabras.

Porque cuando te dicen “estás raro”, significa que por lo general sueles estar más alegre y desenfadado.

De modo que, si ahora no estás así, eres totalmente capaz de recuperar ese estado y volver a estar bien. 

No digo que sea fácil. Pero sé que lo puedes lograr. Porque tu cerebro es el mismo que generó esos otros estados. Y sigue estando ahí dentro, entre tus orejas. Así que es cuestión de tiempo (y de trabajo personal) que vuelvas a ser quien eras.

triste-nube

Pero si te vuelven a decir eso de “estás raro”, recuerda:

Tienes derecho a estar triste cuanto tiempo necesites. Y no por eso dejas de ser tú. No te aliena ni te abduce nadie. No te conviertes en ningún personaje distinto.

Si los demás se sienten incómodos con la tristeza ajena, es totalmente natural. Pero no debes echarte más presión encima, responsabilizándote de lo que no te corresponde.

Y si te inquieta mucho ver que los demás están sufriendo por estar preocupados por ti y no quieres hacerles sentir mal: ¡Enhorabuena por esa empatía que tienes! Pero no te quedes en la angustia ni la culpabilidad. Transmútalo, haz que sea tu motor para salir adelante, que sea tu energía para recomponerte y volver a estar bien pronto.

Recibe mis reflexiones semanales y la masterclass gratuita de bienvenida, para lograr cambios reales y duraderos.

Tu responsabilidad

Tu responsabilidad es enfrentarte a esta situación. Encarar tus sentimientos y empezar a gestionar el problema para salir del pozo y evolucionar como persona.

Pero por favor, no lo rechaces. No bloquees tu tristeza ni niegues tus sentimientos sólo por no hacer sentir mal a los demás. Por no preocuparles o por complacerles.

No te niegues a ti mismo ese período de necesaria oscuridad. ¡Que en el fondo está ahí para enseñarte cosas importantes!

Según tu actitud, puede ser una fase depresiva y angustiosa… o un tiempo de autoconocimiento, autodescubrimiento, una conexión contigo mismo a nivel profundo. Puede que sea la pausa que necesitas para mirar hacia adentro, descubrir qué necesitas, qué rumbo quieres llevar en tu vida, qué no está funcionando y qué cambios tienes que hacer.

Si te apresuras a salir del hoyo sin extraer los aprendizajes que tiene para ti, es bastante probable que dentro de un tiempo vuelvas otra vez a estar en el mismo punto (o incluso más abajo).

La vida es muy generosa, te dará todas las oportunidades que hagan falta hasta que desbloquees eso que necesitas aprender para evolucionar. Así que mejor hacerlo rapidito para no repetir 🙂

 

mujer-silueta-meditacion-calma

No eres lo que logras. Eres lo que superas.

 

Conclusión

Si un ser querido te vuelve a decir “no sé qué te pasa, no eres tú” (mientras estás pasando una mala racha), recuerda que lo que están tratando de decirte en verdad es:

Estoy preocupado por ti. No quiero que sufras. No estoy acostumbrado a ver esta faceta tuya. Generalmente no te muestras de este modo, así que estoy un poco descolocado

¡Que también tienen derecho los demás a reaccionar ante los cambios!

Y seguramente les resulta muy frustrante verte pasarlo mal y no saber cómo ayudarte. Puede que sin querer, por la torpeza de sus palabras, te metan más presión de la necesaria, cuando su intención es todo lo contrario.

Por eso es tan importante que escuches con el “traductor automático emocional” y comprendas el mensaje real que quieren transmitirte.

Así que te animo a transformar esas palabras dentro de ti. A recordar que si te han visto bien antes, podrás volver a estarlo.

Y te animo a cuidarte muchísimo en estos momentos, a no presionarte, ni sentirte mal por sentirte mal. ¡Que ya bastante tienes con lo que tienes!

Cambia tu forma de verlo, y en vez de decirte “tengo depresión, estoy depre o lo estoy pasando mal”, te digas estoy en una etapa de aprendizaje.

Y si necesitas un empujoncito para aprender más rápido y sacar las lecciones que esta etapa tiene para ti (sin sufrir tanto no perder el tiempo), no dudes en pedir ayuda profesional.

¡Mucho ánimo!

Espero que este periodo complicado te haga más sabio y más fuerte aún de lo que ya eres.

Un abrazo,

Ainoa

¿Quieres trabajar conmigo?

Si te has sentido identificado con lo que has leído y quieres solucionar tu problema, escríbeme para reservar tu primera sesión de coaching a mitad de precio (38€).

Nos veremos por videoconferencia durante 60 minutos para trabajar tu asunto. Sin compromiso.

Y si deseas continuar conmigo, resolveré tus dudas sobre el servicio que más se ajuste a tus necesidades

Si vas a hacer una consulta para que te ayude con un tema puntual, adquiere mi servicio Coaching Express.

¡No te pierdas estos artículos!

campo-tranquilidad-naturaleza

Sobre el suicidio…

Es una lástima que tengamos tantos tabúes en nuestra sociedad respecto al equilibrio emocional y el suicidio. ¡Naturalicemos estos temas sin avergonzarnos!

Léelo>>

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo

Recibe mis reflexiones semanales y la masterclass gratuita de bienvenida, para lograr cambios reales y duraderos.

Deja una respuesta

Aihop Coaching te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por Ainoa Espejo Álvarez como responsable de esta web.
La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

  • Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano (proveedor de hosting de Aihop Coaching) dentro de la UE. Ver política de privacidad de OVH.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@ aihopcoaching.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
    Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://aihopcoaching.com, así como consultar mi política de privacidad.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.