Deja de confiar en tus amigos

amigos-apoyo-felicidad

¿Quieres escuchar este artículo? ¡Dale al play! .

Tus amigos son personas maravillosas. Te quieren con locura y algunos incluso se meterían en problemas por ti.

¡Eso es genial!  Te felicito por ser capaz de mantener relaciones tan profundas.

Pero hoy vengo a meter un poco el dedo en la llaga y a decirte que no deberías confiar tanto en ellos… 

Me explico:

¿Qué necesitas de tus amigos?

Seguramente, cuando estás bloqueado/a, perdido o inseguro, sueles hablarlo con tus seres queridos. Muchas veces incluso les pides consejo.

Abierta o implícitamente, les preguntas que harían ellos en tu lugar, qué opinan, cómo ven la situación.

Evidentemente lo haces porque necesitas apoyo, sentirte escuchado y comprendido.

Pero puede que, sin saberlo, en el fondo lo que también busques sea reafirmarte. Tener la certeza de que lo que estás haciendo, pensando, sintiendo o diciendo, está bien así.

Porque, seamos sinceros, los amigos por lo general nos dan la razón incondicionalmente. Para ellos los malos siempre son los demás.

Es muy reconfortante sentirte arropado, que te suavicen la realidad y te quiten ese peso de encima. ¡Lo comprendo totalmente!

Pero como ves, puede que inconscientemente estés buscando también una excusa para no responsabilizarte de tus problemas.

amigos-tarde

 

“Lo que deberías hacer”

“Lo que tienes que hacer es…” o “deberías…” o “yo en tu lugar

Cuando alguien nos dice cualquiera de estas frases, pueden pasar varias cosas:

a) Si eres una persona con las cosas claras, con tus valores firmes, con madurez emocional y tienes más o menos claro lo que quieres hacer:  Puede que el escuchar diferentes opiniones te ayude abrir la mente. A tener una lluvia de ideas que te inspiren para solucionar mejor tu problema. Y que después filtres esos consejos bajo tu propio criterio. Adaptándolos a tu estilo, forma de ser, actuar y de pensar. ¡Esto sería lo ideal!

b) Si eres una persona insegura, autoexigente y con mucho miedo a equivocarte: probablemente te refugies en la opinión de tus amigos. Así evitas enfrentarte a sus propios fantasmas, o responsabilizarte plenamente de tus acciones.

Sin darte cuenta, buscas personas que te den esos consejos directos de “haz esto, haz lo otro”, porque es la solución cómoda.

Es la excusa perfecta: “Como ésto es lo que lo que Fulanito haría en mi lugar (es lo que creo que se espera de mí, o es  lo que todos consideran que está bien hecho), entonces yo no tengo responsabilidad, me lavo las manos. Soy un mandado.

Quien se encuentra perdido, puede buscar inconscientemente esa orden fácil. Que alguien le diga más o menos claramente qué tiene que hacer. Como si estuviera en el ejército y no tuviera que pensar por si mismos, sólo llevar a cabo.

No tiene que decidir nada, ni asumir su fracaso en caso de que esa decisión no traiga las consecuencias que esperaba.

Así será mucho más fácil gestionar la frustración. Si se arrepiente de haber elegido lo que Fulanito o el resto de amigos le aconsejaron, su subconsciente siempre tendrá el alivio de saberse “un soldado raso, en lugar del cabecilla de la operación” 

Recibe mis reflexiones semanales y la masterclass gratuita de bienvenida, para lograr cambios reales y duraderos.

 

Consecuencias

En cualquier caso, si estás en pleno bloqueo, hay algo que sí es muy fácil que te suceda. Y es que te atores más todavía si le pides opinión a todo el mundo.

Cada uno tendrá su propio criterio. Cuántas más opiniones recibas, más información a gestionar. Más personas a las que no defraudar, a las que contentar.  Y por lo tanto, ¡más estrés!

(No olvidemos que, cuando damos un consejo, nuestro Ego desea que se nos haga caso. Incluso hay personas que se enfadan si alguien les pide opinión y al final hace otra cosa distinta de la que le recomendó).

También debes tener en cuenta que, cuando damos un consejo, lo hacemos bajo nuestro propio criterio, y teniendo en cuenta nuestras vivencias personales. Nuestros aprendizajes, experiencias y la forma en la que vemos cada uno el mundo. También influye nuestro sistema de valores, ética y moralidad particular.

mujer-movil

Así que, aunque tu amigo sea muy íntimo y se parezca mucho a ti, recuerda que él no es tú.

Por eso siempre has de ‘tomar con pinzas’ los consejos ajenos, pasarlos por tu propio filtro, valorar si van contigo. Y si eso que te aconsejan hacer, te dejaría tranquilo y satisfecho, o no.

Otra cosa a tener en cuenta es que cuando tus amigos te ven sufrir, empatizan mucho. Quieren protegerte y apoyarte incondicionalmente, lo que les hace perder la objetividad.

¡Cuidadín!

¿Y sabes qué no ayuda tampoco a que mantengan una visión limpia y neutra?

La forma en la que les cuentas tus problemas.

Por lo general, lo haces estando en pleno secuestro emocional (es decir, cuando estás bastante alterado, triste, enfadado o ansioso.

Eso hace que te expreses de una forma dramática, alarmista y subjetiva. Contando la historia desde tu propio punto de vista, tintándola con esas emociones intensas que estás teniendo ahora. Sin tener en cuenta la visión de los demás implicados, e incluso pudiendo ser injusto.

Y como dice el refrán: “El lobo siempre será el malo del cuento, si sólo escuchamos a Caperucita“.

amigos-apoyo-cariño

Conclusión

¡Eres muy afortunado de tener personas que te quieren, te escuchan y te apoyan!

Te están regalando el recurso más valioso que tienen: su tiempo. Y lo hacen con todo el cariño y con la mejor intención del mundo.

Tratan de ayudarte de la mejor manera que pueden, y en el fondo, cuando te dan un consejo, lo hacen pensando en lo que ELLOS (siendo ellos mismos) harían si estuvieran en tu situación.

Pero tú eres tú.

Y sólo tú sabes qué es lo que necesitas y lo que más te conviene.

Así que disfruta de todo el cariño y el amor que te brindan tus amigos y familiares, pero no te quedes ahí, esperando en modo víctima a que alguien venga a salvarte.

Sé valiente y toma tus propias decisiones escuchándote a ti primero. Aunque luego te dejes asesorar. Pero hazlo cuando ya tengas en un 80% clara tu decisión final.

Aunque luego cambies de opinión, ¡no pasa nada!

Esto simplemente es un entrenamiento para empezar a conectar con tu sabio interior y a confiar en tu propio criterio.

Y si lo necesitas, no dudes en pedir ayuda profesional para aclarar tu mente y tomar mejores decisiones.

¡Ya verás qué liberación poder hablar sin tapujos, sin miedo a ofender! Con alguien imparcial, que te va a guiar desde fuera, sin juzgarte. Y que te ayudará a aclarar tu mente, para que descubras y decidas libremente lo que consideres adecuado.


Espero que esta reflexión te haya servido y ayudado.

Compártela con quien quieras.

¡Que tengas buen día!

Ainoa

¿Quieres trabajar conmigo?

Si te has sentido identificado con lo que has leído y quieres solucionar tu problema, escríbeme para reservar tu primera sesión de coaching a mitad de precio (38€).

Nos veremos por videoconferencia durante 60 minutos para trabajar tu asunto. Sin compromiso.

Y si deseas continuar conmigo, resolveré tus dudas sobre el servicio que más se ajuste a tus necesidades

Si vas a hacer una consulta para que te ayude con un tema puntual, adquiere mi servicio Coaching Express.

¡No te pierdas estos artículos!

mano-horizonte

No lo aplaces a mañana. Sé feliz. Aquí y ahora

No aplaces tu felicidad a mañana. ¿Qué necesitas, qué te falta? ¿Qué tendría que pasar para que te sintieras pleno? ¿Cómo podrías ser feliz ahora mismo, con lo que ya tienes, con tus circunstancias actuales tal y como son sin cambiar nada?

Léelo>>

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo

Recibe mis reflexiones semanales y la masterclass gratuita de bienvenida, para lograr cambios reales y duraderos.

Deja una respuesta

Aihop Coaching te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por Ainoa Espejo Álvarez como responsable de esta web.
La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

  • Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano (proveedor de hosting de Aihop Coaching) dentro de la UE. Ver política de privacidad de OVH.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@ aihopcoaching.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
    Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://aihopcoaching.com, así como consultar mi política de privacidad.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.